Estás en:  Promoción Cultural  >  Documento del Mes  >  Detalle

Detalle del Documento del mes

Fecha Documento: 1939?

Fecha Alta Web: 02/03/2015



Comentario

A principios de 1939 la victoria franquista en la Guerra Civil parecía inevitable tras la caída de Cataluña. En el bando republicano cundía el desánimo y la sensación de que la resistencia era ya inútil. El 5 de marzo, el coronel Segismundo Casado se rebela en Madrid contra el Gobierno de Negrín y forma un Consejo Nacional de Defensa. Llevaba semanas en contacto con agentes de Franco y contaba con el respaldo de numerosos mandos militares y de diferentes fuerzas políticas, de manera que no le resultó demasiado difícil imponerse a la débil resistencia que le opusieron algunos comunistas.

En Cartagena, única base militar que quedaba en manos del Gobierno, casi todos los mandos de la base naval se encontraban ya desde el día 4 en abierta rebeldía y habían apresado a Francisco Galán, hombre de confianza enviado por Negrín para que tomara el mando en la ciudad.

El mismo día del alzamiento de Casado en Madrid, la Flota abandona Cartagena rumbo al Norte de África, dejando a la ciudad en una situación angustiosa: los sublevados que la dominan casi completamente, han cambiado de bando y pedido ayuda a Franco, mientras que, a las puertas de la ciudad, la Brigada Mixta 206, que había sido enviada por el Gobierno en apoyo de Galán, se dispone a recuperarla para la República.

Por su parte Franco, en cuanto es informado de lo que ocurre en Cartagena, ordena a la División nº 83 situada en Castellón que se dirija por mar a la ciudad. Pero a lo largo del día 6, mientras la fuerza de desembarco se prepara a toda prisa, en Cartagena la resistencia de los rebeldes va siendo vencida por la contundente actuación de la Brigada 206. El día 7 todavía quedan en manos de los sublevados las baterías de costa del frente izquierdo, pero la batería de la Parajola, en el frente derecho, ha sido ocupada por un destacamento de la Brigada, que la mantiene pese al intenso fuego que recibe de las baterías del frente izquierdo.

Al día siguiente, una flota de 30 buques con 20.000 hombres a bordo va llegando a las aguas de Cartagena, sin saber claramente lo que va a encontrarse allí. Ante la confusión reinante y el peligro inminente de ser atacados desde tierra, mar o aire, la flota de desembarco recibe la orden de volver a puerto. Avisados por radio, todos los barcos van regresando, excepto el "Castillo Olite", mercante incautado que transportaba 2112 hombres, el cual, por tener la radio averiada y llegar retrasado, no recibió el aviso.

Cuando, en la mañana del día 9, el "Olite" se aproxima a la bocana del puerto, sus alarmados ocupantes se dan cuenta, demasiado tarde, de que son los únicos que han llegado y de que están a merced del enemigo. Cuando el buque da la vuelta e intenta protegerse tras la isla de Escombreras, queda a tiro de la batería de la Parajola, que, con la única pieza que le quedaba operativa, hace fuego dos veces. El segundo disparo da de lleno en el barco y lo parte por la mitad.

La desastrosa "Expedición sobre Cartagena" se saldó con 1476 muertos, 342 heridos y 294 prisioneros. Menos de un mes después, el 1 de abril, terminaba la guerra. Los graves fallos de planificación y la inutilidad de tantas muertes, hizo que se echara tierra sobre el trágico acontecimiento y casi pasara desapercibido durante muchos años.

El documento que se ofrece este mes, consiste en las 4 primeras hojas (de un total de 16) de la lista de los muertos habidos como consecuencia del hundimiento del "Castillo Olite".