Documento del Mes

Buscador de documentos

TÍTULO

Relación de los esclavos que han sido rescatados a canje y comprados a dinero por la Redención General de España en Argel a fecha de 22 de noviembre de 1768 y que llegaron al puerto de Cartagena, así como de los moros que existían en la escuadraa en la tarde del 6 de noviembre en que se levó de la rada de Argel.
(CH00004-00001)

FECHAS

Doc.: 22/11/1768      |      Alta Web: 16/12/2015

DESCARGAR

Transcripción del documento

COMENTARIO

La última gran redención realizada por los Trinitarios en Argel, se llevó a cabo entre los años 1768-1769, y dirigida por Alonso Cano y Nieto, autor de ¿El nuevo aspecto de la Topografía y Regencia de Argel¿. Según el blogspot de pegliesitabarchini (pegliesitabarchini.blogspot.com.es) el sultán alawita de Marruecos Mulay Muhammad III Ibn Abd Allah, llevó a cabo una hábil política diplomática con las diferentes monarquías europeas (en concreto Francia y España) y con la Regencia argelina, sirviendo, de hecho, de puente de enlace para las negociaciones de paz entre potencias como España, y la Regencia, y facilitar los procesos de rescate de cautivos de ambas partes hechos en actos de corsarismo (algo de especial relevancia ya que este gran sultán marroquí actuó como intermediario entre los Gobiernos de España y de la Regencia para llevar a cabo el último gran canje de cautivos entre ambos en el año 1768, operación en la que participó Alonso Cano).
Este documento que ofrecemos se enmarca dentro de este período. Se trata de la última gran redención realizada por los trinitarios en Argel, entre los años 1768-1769, dirigida por Alonso Cano. Esta operación de rescate está caracterizada por la mediación del sultán marroquí anteriormente mencionado, a través de su embajador Hamet El Gacel. El 5 de abril de 1768 el rey Carlos III de España firmó una orden que se transmitió a las tres órdenes redentoras, trinitarios calzados, descalzos y mercedarios.

Dicha orden, mandaba concertar un canje de cautivos argelinos por los españoles que habían quedado en Argel tras la última gran redención de los años 1754-1755, sirviendo como mediador el embajador marroquí en España. El Conde de Aranda recomendó a Carlos III que, para apoyar la Redención, se procediese al envío de cuatro navíos de guerra que hiciesen de escolta de los mismos y actuasen a su vez como medio de intimidación.
Para llevar a cabo la acción eligieron como padres redentores a Alonso Cano, Manuel López Pintor, que ya había estado en los hospitales de Túnez y Argel, Laureano de Cuba, el mercedario Antonio Manuel de Artalejo, Juan de la Virgen, trinitario descalzo, Francisco Jesús Nazareno y José de la Virgen.
Embarcaron el 7 de Octubre con en las naves San Vicente, San Isidro, Santa Isabel y la fragata Santa Teresa, además de una tartana. A los cinco días de Navegación se encontraban en la Bahía de Argel.

El 26 de octubre los padres redentores saltaron a tierra, y procedieron al canje de 26 capitanes o patronos de barco a cambio de los arraeces argelinos. El resto se continuó según la siguiente norma: un argelino por cada dos españoles. Hubo sin embargo problemas ya que muchos propietarios de cautivos preferían el dinero al canje, y éstos llegaron a elevar sus quejas al mismísimo Bey, que llegó incluso a sufrir un atentado contra su vida por no obligar a los redentores a efectuar los intercambios como pedían. El 6 de noviembre quedó casi concluida la Redención pasando a los barcos 110 cautivos por canjes y 25 de regalo por los moros que sacó de España el embajador Marroquí. En esta situación apareció un temporal que obligó a los barcos hispanos a levar anclas y dejar la Bahía de Argel, camino del puerto de Cartagena. Mientras, los padres redentores permanecían en tierra.

A finales de noviembre una parte de los redentores partieron con los rescatados, mientras que otra, encabezada por Alonso Cano, permaneció en Argel para rescatar a los cautivos de Tabarca. 

Dentro de contexto se enmarcan los dos documentos que este mes ofrecemos.