Estás en:  Actualidad  >  Detalle

Detalle de Actualidad

¿Qué pasaba en Cartagena hace cien años?- 20 de mayo 1919; Primera Comunión.

Lunes 20 Mayo 2019  |  Visto: 310 veces



¿Qué pasaba en Cartagena hace cien años?- 20 de mayo 1919; Primera Comunión.

Conmovedor por todo extremo resultó el domingo pasado, 18 de Mayo, en el Colegio de la Sagrada Familia, dirigido por Hermanos Maristas, el acto de recibir por primera vez a Jesús Sacramentado más de 60 de sus educandos, ¿Qué hermosa corona de ángeles en derredor del Sagrario?

A las ocho y media de la mañana, la Catedral Antigua de Santa María de la Asunción estaba llena da numerosas familias que habían acudido a presenciar tan solemne ceremonia.

Celebró la misa el B. P. Antonio Daudén y antes da administrar el Santo Sacramento dirigió una plática, exhortando a los niños a besar la mano de sus padres, con los labios que iban a besar a Jesucristo y a abrazar u sus hermanitos con el mismo abrazo que iban a dar a Jesús, así extenderían, a toda la familia los efectos de su comunión, realizando en ella unión más íntima.

Luego procedió al reparto del Pan Eucarístico a todos los alumnos y a los numerosos padres que se acercaron a la Sagrada Mesa.

Durante la ceremonia se ejecutaron artísticamente algunas selectas composiciones religiosas, gustando sobremanera la titulada, “Aunque pueblos y reyes se junten”.

El lunes, 19 de Mayo, a la misma hora que el día anterior y en el Oratorio del Colegio, profusamente iluminado tuvo lugar la hermosa y solemne ceremonia de la renovación de las promesas del Santo Bautismo, seguida de una afectuosa consagración a María Santísima  muy bien leída por el aventajado alumno Joaquín Sánchez Faba.

Era interesante a la par que conmovedor, ver el ánimo y entonación vigorosa que ponían aquellos pequeños soldados de Cristo con la mano puesta en los Evangelios, al prometer fidelidad a su Divino Capitán Jesús, y obediencia a su esposa la Iglesia Católica y como renunciaban al demonio, al mundo y a sus máximas perversas, en todo lo cual se veía la resuelta convicción con que lo hacían. Antes, y con el mismo lenguaje del día anterior, el R.P. Antonio Daudén dirigió la palabra a los niños.

Más podríamos decir sobre estas ceremonias, cuya Importancia se desconoce en general, pero como es preciso limitarnos, terminaremos dando la más cumplida enhorabuena a los primeros Comulgantes y a sus padres, como también las más expresivas gracias a los Hermanos Maristas que con tanto celo se consagran, a la educación de numerosos hijos de Cartagena y nos proporcionaron el domingo y lunes días de cielo.


  Volver al listado