Estás en:  Actualidad  >  Detalle

Detalle de Actualidad

¿Qué pasaba en Cartagena hace cien años?- 26 de agosto de 1919; ¿Y si hay infierno?

Lunes 26 Agosto 2019  |  Visto: 108 veces



¿Qué pasaba en Cartagena hace cien años?-  26 de agosto de 1919; ¿Y si hay infierno?

Con motivo de la muerte del  revolucionario de Nantes, doctor Guepín, se cuenta la siguiente anécdota. Hace unos veinticinco años un íntimo amigo del doctor Guepín, médico también, estaba en víspera de morir a consecuencia de una tisis.

La esposa del enfermo, muy religiosa, pedía a Dios le convirtiese, cuando entró en la casa el Dr. Guepín para visitar a su marido. La pobre señora al verle. Le dijo muy conmovida y con acento inspirado por el dolor y la fe: -¡Ah doctor Guepín, que daño está usted haciendo!, -¿Por qué, señora?-respondió el doctor. –Porque mi marido va a morir como un réprobo, y usted tendrá la culpa. – Es verdad que su marido de usted y yo hemos dicho muchísimas iniquidades; pero no es ahora tiempo de recordarlo. Déjelo usted de mi cuenta. Mr. Guepín entró en alcoba y asentado a la cabecera del enfermo después de algunos rodeos, habló de esta manera:

Querido amigo, tu estado es poco pasajero, -¿Crees que lo ignoro? –Sí, pero has empeorado, desde ayer y nos causa inquietud. -¿Cuál es el objeto de hablarme de ese modo?- Decirte que debes dejar arreglados tus negocios.-Todos se los dejo en orden a mi mujer a mis hijas. – No me refiero a esos asuntos. Yo en tu lugar, me confesaría.-¡Te burlas Guepín? ¿No hemos dicho mil veces que todas estas prácticas son tonterías? –Sí, lo hemos dicho; pero no lo hemos probado. ¿Y si por casualidad nos hemos equivocado?

El enfermo, que había rechazado todas las suplicas de su mujer, aterrado con la franca y brusca declaración de su amigo, dijo después de reflexionar un rato. –Tienes razón, Guepín; lo hemos dicho pero no lo hemos probado. No quiero exponerme a un remordimiento eterno. Haz el favor de llamar de mi parte al Cura de San Nicolás. El enfermo reconciliado con Dios murió en paz como un cristiano. La muerte repentina de M. Guepín no le ha dado tiempo para practicar lo que le recomendó a su antiguo amigo.


  Volver al listado