Estás en:  Promoción Cultural  >  Documento del Mes  >  Detalle

Detalle del Documento del mes

CH01475-00006 -1931, Elecciones de Concejales celebradas el 12 de abril de 1931; antecedentes de los votos obtenidos. Se trata de un manuscrito en donde se refleja lo resultados obtenido en estas transcendentales elecciones en Cartagena. Fecha Documento: 12/04/1931 Fecha Alta Web: 09/05/2019

Comentario

Las elecciones municipales del 12 de abril de 1931 se caracterizaron por la unidad de acción entre republicanos y socialistas, cuyo único aglutinante fue la lucha antimonárquica, la reivindicación de la República. La campaña en Cartagena tuvo lugar en medio de un ambiente de tranquilidad, reflejándose en los mítines de los partidos republicanos y de izquierdas una feroz crítica tanto de los pasados errores de la Monarquía como de los partidos tradicionales y en los de éstos una defensa de la estabilidad y el orden público frente a la supuesta anarquía encarnada en la República. La presentación de los candidatos de la coalición republicano socialista tuvo lugar el 22 de marzo de 1931 seis días después de la convocatoria electoral, lo cual indica que existía en estos días un fuerte entendimiento antimonárquico. El acto estuvo presidido por Severino Bonmatí en representación del Partido Republicano Radical Socialista, Luis Romero por el Partido Republicano Radical y Juan Aranda, del Partido Socialista Obrero Español. En la lista se encontraban los principales elementos de la política cartagenera de la Segunda República, estando la candidatura integrada por once socialistas y 19 republicanos de diferentes tendencias, caracterizándose por la moderación de sus planteamientos. La campaña electoral fue muy intensa por parte de los partidos de izquierdas, que hicieron un importante trabajo propagandístico y organizaron gran cantidad de mítines, explicando en ellos la república que querían: democrática, con una administración sana, con unos impuestos justos y con una mejor distribución de la riqueza.
No existía el mismo espíritu triunfal en los partidos conservadores. En 1931 se encontraban desmoralizados, enfrentados y temerosos ante el más que probable cambio institucional que se adivinaba en el horizonte político posterior a las elecciones, pues la Monarquía había agotado todas las posibles alternativas. En Cartagena la derecha no supo plantear al electorado propuestas que ilusionasen a la población. El Partido Liberal Conservador en su cartel electoral calificaba a los republicanos como portadores de la ruina, el desorden y la anarquía. El argumento utilizado era que la República contaba entre sus partidarios a personalidades brillantes, pero equivocadas que os prometen lo que no pueden dar. En el panfleto electoral se utilizó el recurso de comparar la situación de aquel momento con los acontecimientos de la Primera República en Cartagena. El ocho de abril se determinó definitivamente quién iba a acompañar a Alfonso Torres al Frente de la candidatura de los monárquicos en Cartagena, siendo el elegido José Maestre.
Como en el resto de España, la campaña se presentó como un pulso entre el republicanismo y la monarquía, producto de una profunda división nacional (todavía incruenta) existente en los años 30: ricos y pobres, izquierdas y derechas, monarquía o república, etc. Las elecciones se celebraron según la ley electoral de 1909, que permitía votar a los hombres mayores de 25 años. En el municipio de Cartagena podían participar, encuadrados en distritos, un 25% de sus habitantes, un total de 26.290 electores que debían elegir 45 concejales, uno menos que Murcia capital, de entre los cuales, una vez constituida la corporación, elegían ellos mismos al alcalde. Se presentaron 120 candidatos: 30 eran de la conjunción republicano-socialista, 26 del Partido Conservador, 26 del Partido Cartagenerista o uperista, 26 romanonistas, 9 albinas y 3 independientes.
Los partidos republicanos y de izquierdas, en coalición electoral, doblaron en votos a los monárquicos y obtuvieron 28 concejales, 18 republicanos y diez socialistas. La derecha monárquica de diferentes tendencias obtuvo 16 concejales, 10 de ellos cartagenerístas, y hubo un independiente. La conjunción republicano-socialista triunfó en nueve de los diez distritos, fracasando precisamente donde la derecha consiguió que hubiese una menor abstención y residía buena parte de los sectores conservadores del municipio. (Fuente. Monográfico de Cartagena Histórica nº 23- “La II República, 75 años después” por Francisco José Franco).

Transcripción