Estás en: 

Edad Moderna. El crecimiento (1500-1620).



  Alumbre

La minería del alumbre (sulfato doble de alúmina y potasa) alcanzó un extraordinario desarrollo entre 1525 en que se descubrieron los primeros yacimientos y 1568 en que empezó a decaer la producción. Se empleaba como mordiente en la industria textil para fijar los colores en los tejidos y se exportaba sobre todo a Flandes, Inglaterra y Francia. Carlos V concedió la explotación del alumbre cartagenero a su secretario Francisco de los Cobos y luego pasó a los marqueses de Villena y los Vélez, que ya poseían el de Mazarrón. Contaba esta industria hacia 1550 con 10 calderas en funcionamiento, que producían 6.000 quintales anuales de un mineral de excelente calidad.

En los años ochenta esta producción había decaído a la mitad, y en 1592 se paralizó, aunque seguía siendo rentable, por insalvables dificultades de comercialización. Esta actividad industrial hizo surgir una población que se conoció como los Alumbres Nuevos, así llamada para distinguirla de los Alumbres de Mazarrón, y con el tiempo simplemente Alumbres.

El lugar tuvo una evolución complicada y difícil. En 1560 contaba con casi 250 habitantes, pero cuando declinó la minería del alumbre, perdió rápidamente población porque se encontraba en un lugar muy expuesto a los ataques corsarios. En 1587 vivían allí unas 150 personas y en 1599, cuando ya llevaba muchos años parada la explotación del alumbre y solo quedaban en el pueblo unos 100 habitantes, las autoridades de Cartagena dieron la orden de evacuación. Pero a principios del siglo XVII volvemos a encontrar habitada la zona y en 1646 tenemos ya en Alumbres unos 300 pobladores.

Para más información puede verse:

FRANCO SILVA, Alfonso. El alumbre del reino de Murcia: una historia de ambición, intrigas, riqueza y poder. Murcia: Academia Alfonso X el Sabio, 1996.

GÓMEZ VIZCAÍNO, Juan Antonio. Pueblos de Cartagena: diputaciones del municipio, historia y patrimonio. Cartagena: Ayuntamiento; Corbalán, 2003.