Estás en: 

Edad Moderna. El crecimiento (1500-1620).



  Génova

Las relaciones de Cartagena con Génova fueron creciendo en importancia desde la baja Edad Media. En el origen de esta situación privilegiada se hallaba el comercio. Situado el puerto de Cartagena en el camino de las naves genovesas hacia el Atlántico, es cada vez más frecuentado por éstas a partir de finales del siglo XIV, tras la expulsión de Génova de Oriente por los venecianos y la posterior reorganización de sus mercados y rutas comerciales. Los genoveses llegaron atraídos por la lana y otras materias primas, y favorecidos por su alianza con la corona castellana. Una vez consolidada su presencia en la ciudad durante el siglo XVI, se mantuvieron en ella, con los naturales altibajos, hasta el siglo XIX, dedicados a exportar materias primas y a importar manufacturas, a la vez que seguían usando el puerto como escala hacia el Atlántico y el Norte de África. Esta continua actividad económica dio lugar a una floreciente colonia genovesa en Cartagena que alcanzó gran influencia política y social en la ciudad.

Para más información puede verse:

TORRES SÁNCHEZ, Rafael. La colonia genovesa en Cartagena durante la Edad Moderna. En: IV Congreso Internazionale di Studi Storici: Rapporti Genova-Mediterraneo-Atlantico nell¿Età Moderna. Génova: Università di Genova, 1990.